Fototerapia Acné

Prueba el placer de la luz

La aplicación de Luz Intensa (IPL) con una longitud de onda entre 400 y 1200nm sobre las áreas afectadas por el acné provoca la eliminación de la bacteria causante de esta afección cutánea, la más frecuentes en personas de ambos sexos.

Combinando las sesiones del tratamiento y una cuidadosa higiene de la zona tratada, las pústulas y los comedones van remitiendo de forma progresiva, hasta su total desaparición.